¿HAS PERDIDO TUS DETALLES?

CREAR MI CUENTA

GANA TU BATALLA

El camino es duro, no será fácil pero merecerá la pena

UNA LESIÓN

Queridos amigos por aquel entonces yo trabajaba de peón de chapa y pintura del automóvil y me gustaba mucho jugar al fútbol.
Una tarde durante un partido dandole un chute al balón note un fuertísimo pinchazo en la parte derecha de la pelvis, tras una radiografía me confirmaron una lesión
en la pelvis.

UNA RADIOGRAFÍA

Al cabo de unos 8 meses los dolores constantes me hicieron volver a hacerme una radiografía y la lesión de la pelvis estaba totalmente curada pero los pinchazos eran cada vez mas fuertes en esa zona.
Durante esos meses yo aumentaba de peso sin haber cambiado los hábitos alimenticios lo cual era un poco raro.

UN DIAGNÓSTICO

No obstante mi doctora de cabecera (a la cual le tengo un grandísimo agradecimiento por la atención y el cuidado que puso en mí).
Me realizó una ecografía en la cual vieron que algo andaba mal, y tras varias pruebas realizadas, diagnosticaron la dichosa palabra que tanto miedo da pronunciar...

Los médicos ponen los medios,
el resto lo pones TÚ

Primeramente me realizaron una ecografía en la que el apéndice estaba más inflamado de lo normal, que tenía piedras en la vesícula y había parte de los intestinos que no se movía y no era normal.

A las dos semanas se me notificó que los resultados no fueron buenos y confirmaban el cáncer y que había que intervenir otra vez urgentemente.

 

Los médicos decidieron realizarme una primera operación quirúrgica por laparoscopia donde me extirparon la vesícula y el apéndice, limpiando la pared pélvica y analizando el líquido que encontraron.

De ahí me pasaron a hacer un T.A.C con contraste donde se veía con mas precisión.

“Aunque los médicos fueron muy discretos a la hora de decir mi realidad tengo que decir que me salvaron la vida y agradezco eternamente el trato que tuvieron conmigo”.

Pues la verdad queridos lectores, me quedé en blanco, sentí un gran vacío en mí, lo único que pensaba era que a mis 37 años no había hecho nada con mi vida, solo pensaba: ¿Esto es todo? ¿Ya no hay mas?, ¿Para esto viene uno al mundo?...

Solo sentí tristeza, sobre todo por el dolor tan grande que podía causarle a mi madre teniendo que ver morir a un hijo, me daba más pena mi madre que yo mismo.

Con todo el dolor de mi corazón, tuve que comunicar por teléfono a mi familia, y posteriormente cogí el coche y bajé a Málaga a reunirme con todos mis seres queridos que allí me esperaban.

“Solo pensaba:
¿Esto es todo? ¿Ya
no hay más?, ¿Para
esto viene uno
al mundo?”

¡Me realizaron dos
intervenciones en un mes!

Se trata de un cáncer llamado Adenocarcinoma Mucinoso Apendicular Peritonal Periapendicular en términos médicos. Este tipo de cáncer es mínimamente frecuente y prácticamente nulo en las personas jóvenes, ya que solo afecta a las personas mayores de 60 años que le da apendicitis.

Sin embargo, de cada 3 millones, 3 personas pueden tener ese tipo de cáncer, así que queridos lectores, a mí me toco la lotería con esto… ¡Me realizaron dos intervenciones en un mes!

1º:  El 30 de julio 2014 me extirparon la vesícula y el apéndice haciendo un lavado de la zona pélvica y cogiendo muestras del Mucocele entontrado para analizar donde al resultado fue el cáncer...

2º: El 1 de septiembre de 2014 proceden a cortar 15cm de intestino delgado, 15cm de intestino grueso seguido de la nueva union de los mismos 15cm más arriba del intestino grueso y también la extracción de 22 ganglios linfáticos regionales (Una masacre, vamos…)

Podrás Conocer que es
un Reservorio pincha
en la imagen y
lo conocerás

Podrás Conocer como
es un Tratamiento
de Quimioterapia
pincha en la imagen
y lo conocerás

¡QUIERO GANAR MI BATALLA!

SUBIR